El ahorro del cambio de hora

Recientemente hemos atrasado el reloj una hora, adoptando todos los países de la Unión Europea el horario de invierno.

Con este cambio se pretende ahorrar energía al reducir la necesidad de iluminación artificial.

Un 90% del ahorro relacionado con el cambio horario se produce en el sector doméstico. La iluminación supone un 7% del conjunto del consumo energético de los hogares. El ahorro en este apartado se puede incrementar utilizando bombillas más eficientes.

El cambio horario también genera ahorros en el sector servicios, el comercio y la industria.

El ahorro se genera durante el horario de verano, ya que es cuando hay más luz diurna natural: se adelanta el reloj para no desperdiciar las horas de sol por la mañana y tener más horas de luz natural por la tarde. Así se consigue reducir el consumo de energía en iluminación artificial.

El retraso del reloj en invierno, en cambio, permite tener luz natural a primera hora de la mañana, que es cuando se producen la mayoría de desplazamientos, sin afectar el consumo de energía en materia de iluminación, ya que disponer de más luz natural en las tardes no compensaría el consumo adicional de energía para iluminar una hora más de oscuridad las mañanas.

De acuerdo a las estimaciones del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético, el potencial de ahorro en iluminación podría suponer un 5 por ciento, lo que equivaldría a 300 millones de euros de ahorro según los precios vigentes.

Y hablando de relojes, hemos visto estos diseños y nos encantan!!!

El ahorro del cambio de hora
Vota este artículo

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *