Los electrodomésticos que más consumen y todo lo que podemos hacer para evitarlo

No hace mucho que el «Estudio sobre consumo energético del sector residencial en España», dejó constancia de las evidentes muestras de malgasto de energía que se producen de manera más que habitual en los hogares españoles. Entre otros aspectos, el estudio señalaba al “stand by” como uno de los principales responsables del incremento de la factura, pues su consumo (un 2% del total) supera en gran medida al de otros electrodomésticos. El coste de la electricidad, además, tiene cada día mayor peso en la economía familiar.

A la vista del panorama, compartimos aquí la relación de los aparatos de uso doméstico que más energía consumen y los trucos que puedes utilizar para aligerar el peso de tu factura:

Electrodomésticos que más consumen

Frigorífico:

Se lleva la friolera del 30,6% de la energía que consumimos en nuestros hogares y aunque parezca imposible ahorrar en un electrodoméstico de primera necesidad como este, podemos hacerlo. En primer lugar, debemos asegurarnos de que la nevera está plenas condiciones de funcionamiento, ya que su estado nos puede suponer hasta el 25% de la energía consumida. No dejar la puerta abierta más tiempo del necesario, no introducir alimentos excesivamente calientes o controlar que la temperatura es la adecuada aliviarán  nuestro bolsillo. En el caso de tener que adquirir uno nuevo fijarnos en el etiquetado energético.

Televisión:

Supone un 12,2% de la energía. No apagar el botón del televisor antes de ir a dormir (“stand by”) eleva el consumo de forma importante. Aunque parezca que consuma poco, la televisión es uno de los aparatos eléctricos que más gastan, sobre todo por el elevado número de horas que permanecemos frente a ella. Bajar la iluminación para consumir menos puede ayudar a reducir su consumo. Además, si compras una televisión nueva deberías saber que aquellas que incorporan tecnología LED consumen un 25% menos que las LCD y hasta un 40% menos que las pantallas de plasma.

Lavadora:

Consume un 11,8% de la energía. Trucos tan sencillos como no ponerla a media carga, sino llena, utilizar el programa de lavado en frío siempre que podamos y optar por ciclos de lavado cortos nos ayudará, además de a ahorrar energía, a consumir menos agua.

Stand by“:

Y no sólo el de la televisión sino también a los enchufes, las alargaderas y los ladrones. La función de “stand by” está presente en un buen número de productos, que permanecen conectados a la espera de recibir nuestras órdenes: aire acondicionado, ordenadores, cargadores, reproductores de audio, DVD…

Horno y vitrocerámica:

Adquirir ciertas costumbres a la hora de cocinar también pueden salvar nuestra factura. En lo que a la vitrocerámica se refiere, debemos saber que cuanto más pequeño sea el recipiente utilizado menos energía consumiremos. También ahorraremos energía tapando los recipientes de cocción, apagando antes de tiempo ambos electrodomésticos para aprovecharnos del calor residual al finalizar la preparación, no abriendo la puerta del horno antes de acabar la cocción, utilizando recipientes de fondo grueso (reparten mejor el calor). Además, en la medida de lo posible es aconsejable utilizar el microondas para calentar la comida, pues este electrodoméstico requiere de menos tiempo para preparar los alimentos.

Lavavajillas:

Es otro de los aparatos en los que debemos tener especialmente en cuenta el etiquetado de consumo energético. Consume un 6,1% de la energía y, para ahorrar, podemos llevar acciones similares a las utilizadas en la lavadora, como elegir programas cortos de lavado y con temperatura fría. Condición imprescindible es, evidentemente, cargar el aparato al máximo.

Ordenadores:

Aunque es uno de los elementos que más nos acompañan en nuestra rutina diaria, seguro que no conoces ciertas costumbres que reducen el consumo de tu PC: bajar la iluminación, quitar el salvapantallas, apagar el ordenador si no lo utilizamos, no tener conectados aquellos periféricos que no utilicemos (impresora, escáner, altavoces…).

Iluminación:

Sobre todo en invierno, la iluminación de nuestra casa se lleva una parte importante del consumo eléctrico. Aprovecha siempre que puedas la iluminación natural, utiliza bombillas de bajo consumo y no dejes la luz encendida si no vas a estar en un determinado espacio.

Fuente: abc.es

Los electrodomésticos que más consumen y todo lo que podemos hacer para evitarlo
5 (100%) 3 votes
¿Quieres ofertas exclusivas?
Suscríbete y recibe gratis 70 trucos para ahorrar en el día a día

Y los mejores descuentos para comprar barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *