Cómo solucionar problemas con los cajeros automáticos

Según el Banco de España en nuestro país hay 51.333 cajeros automáticos.

La tarjeta es la herramienta principal con la que realizar operaciones en estas máquinas. Se estima que hay más de 68 millones de tarjetas en circulación, teniendo en cuenta tanto tarjetas de débito como tarjetas de crédito.

El cajero automático permite realizar operaciones en cualquier momento del día y de la noche y cada vez son más las posibilidades que ofrece. Pero ¿qué hacer cuando un cajero da algún problema?

Cómo solucionar problemas con cajeros automáticos

-Se queda con la tarjeta.

Es un problema bastante habitual. Puede surgir por varios motivos. Uno de ellos puede ser que se haya introducido erróneamente tres veces el número secreto, como medida de prevención el cajero no devuelve la tarjeta (para evitar un posible robo).

Otro motivo puede ser que haya una orden por parte de la entidad de retención de dicha tarjeta, en caso de que haya una anomalía en la cuenta o existan deudas.

También puede pasar que el cajero por un error informático la retenga. En cualquier caso, hay que ponerse en contacto con la entidad mediante el servicio de atención al cliente e indicar el número de cajero con el objetivo de bloquear de manera preventiva la tarjeta. Una vez descubierto el motivo, la entidad devolverá o emitirá otra tarjeta según el caso.

-No nos dá el dinero.

Puede ocurrir que una vez que se ha procedido a la petición del dinero, el cajero no ejecute debidamente dicha petición. El motivo puede ser un simple error del cajero o bien puede ser que se haya llegado al límite de disposición (habrá que asegurarse de que esto no es así). En caso de que sea un error del propio cajero, hay que llamar inmediatamente al servicio de atención al cliente de la entidad (suele estar indicado en el propio cajero) si la oficina está cerrada. Si está abierta podemos comunicarlo directamente para que se revise la caja.

-Cobro de comisiones.

Antes de realizar una operación bancaria a través de un cajero automático, la entidad deberá indicar con un mensaje claro la comisión aplicable. Existen entidades y cajeros que cobran comisiones por disponer del dinero a través de ellos por lo que es importante conocer esto previamente.

Además, una vez proporcionada la información sobre las comisiones, la entidad dará la opción de anular la operación en caso de quererlo y de forma totalmente gratuita.

-No hay recibo.

Hay veces en que el cajero automático no está preparado para emitir el recibo de la operación por falta de papel o por cualquier otro error. La normativa vigente indica que el cliente tiene derecho a recibir los extractos y documentos resultantes de la liquidación de intereses y comisiones bancarias, por lo que en caso de no obtener el recibo en ese momento y quererlo, podrás solicitarlo posteriormente.

Cómo solucionar problemas con los cajeros automáticos
Vota este artículo
¿Quieres ofertas exclusivas?
Suscríbete y recibe gratis 70 trucos para ahorrar en el día a día

Y los mejores descuentos para comprar barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *